Abrir un eCommerce en Gran Bretaña: reglas, legislación y ventajas
fiscalidad

Cómo abrir un ecommerce en Gran Bretaña: legislación y ventajas

¿Cómo abrir un ecommerce en Gran Bretaña? Legislación, reglas y ventajas del constituir una empresa en Inglaterra para vender productos online.

    Cómo abrir un ecommerce en Gran Bretaña: legislación y ventajas

    Abrir un ecommerce en UK: ventajas

    Los revendedores online que eligen abrir un ecommerce en Gran Bretaña pueden gozar de diversos beneficios debido al crecimiento de este sector en el país. Entre el 2014 y el 2018 el promedio de venta ha pasado de ser del 7,2% al 8,8%, llegando a un facturado total de 688,4mil millones de dólares, solo en 2018(Datos: Office of National Statistics).

    Lo que empuja cada vez más emprendedores a abrir un ecommerce en el Reino Unido no es solo un buen volumen de tráfico de usuarios. Descubrimos todas las principales ventajas.

    Imposición facilitada

    Una de las principales ventajas de abrir un ecommerce en UK es la posibilidad de beneficiarse de una imposición facilitada. Las empresas que operan en el Reino Unido con una empresa(como por ejemplo una LTD) pueden gozar de impuestos más favorables que los de otros países europeos.

    En el específico, para las empresas que operan en el Reino Unido el tipo impositivo en los ingresos netos es del 19%. Por lo tanto, si durante el año fiscal los ingresos producidos son de 100mil libras el total a pagar al HMRC será de 19mil libras.

    Número de IVA

    LA VAT o Value Added Tax, corresponde a la IVA española (Impuesto sobre el Valor Añadido) es la alícuota indirecta que se cobra en los bienes y servicios proveídos por las empresas registradas y que operan en el Reino Unido. En UK es posible no solicitar el número de VAT si su propio negocio no supera las 85mil libras anuales.

    Una vez superado este umbral es obligatorio registrarse y aplicar el VAT en las facturas. En este caso los tipos impositivos previstos según el sector de mercado al que se pertenece son:

    • Tipo Estándar al 20%
    • Tipo Reducido al 5%
    • Tipo al 0%

    Quien solicita un número de VAT tiene que enviar la declaración del IVA trimestralmente al HMRC directamente online o a través de su contable.

    La Agencia tributaria británica verificará posteriormente si en base a la declaración, la empresa, sociedad o propietario único tendrá un crédito (VAT Return) o si tendrá que pagar el impuesto repercutido.

    En el primer caso el HMRC devolverá la cantidad del VAT Return en las dos semanas siguientes en la cuenta de la empresa mientras si se registra un importe a pagar, según el tipo impositivo de referencia, se tendrá que abonar la cantidad antes del último día del mes del trimestre de referencia.

    Internacionalización de la empresa

    Por último, una de las ventajas para tener en cuenta cuando se abre un ecommerce en el Reino Unido es la reputación de la que goza la empresa (especialmente si se elige una LTD) a nivel internacional.

    El Reino Unido está entre los países que más atrae inversiones extranjeras a nivel internacional también debido al uso del inglés como idioma en el mundo. Eso se convierte en un conjunto de audiencia mucho más amplio a nivel internacional.

    Trabajar en inglés es una significante ventaja en comunicación para las empresas del Reino Unido, sobretodo si se opera online, ya que hace que la página web sea rentable no solamente en Inglaterra sino que también en los mercados europeos, americanos y asiáticos.

    Reglas para los ecommerce en el Reino Unido

    Conocer las reglas para los ecommerce en el Reino Unido es muy importante para quien quiere abrir una empresa online en el país. Los reglamentos nacionales en ámbito del comercio online son muy precisos y las obligaciones previstas se tienen que cumplir para no correr el riesgo de ser multados o inspeccionados por parte de las autoridades británicas.

    Data Protección Act 2018

    El Data protección Act 2018 es un acto del Parlamento del Reino Unido actualizado que incluye las normas del GDPR de la Unión Europea. El nuevo acto para la protección de datos en la Unión Europea prevé la aplicación de una serie de normas válidas para todos los que traten datos personales de usuarios y compradores. En este acto se incluyen también los reglamentos fundamentales para quienes abren un ecommerce en UK.

    En especifico, esta ley dividida en siete partes prevé a grandes rasgos:

    • La necesidad de obtener siempre el consentimiento por parte de los usuarios para divulgar o conservar los datos obtenidos (utilizando siempre la norma del opt-in).
    • Es un crimen vender o ofrecer datos personales divulgados sin permisos del usuario.
    • Los datos tienen que ser gestionados según las medidas de seguridad en todos los aspectos, incluida la protección en fase de elaboración, acceso, distribución, pérdida, daños o infracciones.
    • Las informaciones confidenciales deben ser protegidas, en caso contrario se sancionará con condenas penales y civiles. Entre las informaciones sensibles hay: opiniones políticas, etnia de origen, sindicato de afiliación, biometría, genética, creencias religiosas, salud, orientación sexual.
    • Los usuarios tienen que ser informados sobre el uso de los datos.
    • Los datos incorrectos tienen que poder ser actualizados bajo petición del usuario.
    • El usuario tiene que poder tener acceso o solicitar la limitación del uso de sus datos personales.
    • Los usuarios pueden oponerse a la elaboración de sus datos personales en determinados casos y circunstancias.
    • La caracterización (usada para verificar comportamientos o intereses) no puede conllevar al reconocimiento unívoco de una persona y de sus datos personales.

    Consumer Protection (Distance Selling) Act 2000

    El Consumer Protection (Distance Selling) Act 2000 es un reglamento dedicado a la venta a distancia y a la protección de los consumidores. El reglamento se aplica a las:

    • Ventas por correspondencia
    • Ventas Online
    • Televentas
    • Ventas telefónicas

    El reglamento prevé una serie de derechos dedicados al consumidor entre los cuales la posibilidad de cambiar de idea y anular un pedido en un plazo de 7 días.

    Los siete días laborables previstos por el Consumer Protection Act comenzarán a partir del día en el que el consumidor acepta subscribirse a un contrato de subscripción o a la devolución de un producto pedido y entregado. El orden puede ser anulado tanto antes de la entrega del producto como posteriormente.

    En el específico, las normas de anulación preven:

    • Un documento redactado por la empresa que proporcione todas las informaciones relativas a la anulación.
    • El cliente debe cuidar la mercancía antes de la restitución a la empresa y preparar el producto para la devolución.
    • El cliente que ha pagado con antelación tiene derecho a un reembolso del dinero en un plazo de 30 días.
    • El cliente que ha pagado la mercancía a través de un contrato de crédito, se anulará automáticamente el contrato de financiación en el momento de la devolución del producto.

    Todas las empresas que operan online en el Reino Unido están obligadas además a:

    • Indicar el nombre completo de la empresa.
    • Indicar la dirección de correo completa de la empresa.
    • Reportar las modalidades de pago previstas para los productos vendidos.
    • Añadir, en caso de que hayan, los gastos de envío.
    • Las entregas deben ser efectuadas en un plazo de 30 días desde la realización del pedido, a nos ser que se especifique diferentemente.
    • El cliente puede anular el pedido y conseguir un reembolso.
    • Manifestar claramente los tiempos de duración de una oferta o de un descuento.
    • Si se ofrece una subscripción hay que especificar la duración mínima del contrato.
    • Estas reglas no se aplican a ciertos servicios, como: subastas, contratos de venta de terrenos, servicios financieros, telefonía de pago.
    • Se excluyen también algunos bienes, como: artículos personalizados, productos de la naturaleza (flores o alimentos), grabaciones de video o audio, contenidos en formatos electrónico o digital, o revistas y periódicos.

    The Electronic Commerce (EC Directive) Regulations 2002

    El Electronic Commerce EC Directive Regulations 2002 es una ley aprobada por el Parlamento Inglés con el fin de mejorar la relación entre los consumidores y los propietarios de los ecommerce aclarando derechos y obligaciones de ambas partes. Cualquiera que gestione una actividad online o que reciba pedidos por e-mail tiene que hacer referencia a esta normativa.

    La direttiva sul commercio elettronico si applica a tutti coloro che:

    • Clara indicación de los precios en la página web.
    • Indicación del número VAT, si existe.
    • Detalles de autorizaciónobtenida para poder operar en el comercio online.
    • Detalles de pertenencia, o no, a una organización comercial, con número de registro y enlace de conexión online (si existe).
    • Informaciones completas sobre la empresa de dirección de correo y domicilio social

    Paralos contratos electrónicos y los pedidos online también es necesario:

    • Comunicar antes del pedido una descripción de las fases técnicas para la celebración de un contrato online.
    • Archivo del contrato de venta respetando el Reglamento de Privacidad.
    • Ofrecer la posibilidad a los usuarios de modificar errores como: dirección de entrada, datos personales, etc.
    • Indicar los idiomas en los que será posible celebrar el contrato de venta además del Inglés.
    • Confirmar inmediatamente la recepción del pedido y confirmar con un mail al cliente la confirmación de alta y los tiempos de entrega.

    Finalmente, las normativas para las comunicaciones comerciales preven:

    • Que cualquier e-mail con fines de promoción comercial de productos y servicios sea identificado como tal.
    • Que la persona o empresa que envía el e-mail sea debidamente identificable.
    • Que las ofertas, promociones, publicidad, descuentos, regalos, concursos de premios tiene que ser debidamente especificados en el objeto del e-mail.

    Cómo abrir un ecommerce en Gran Bretaña

    Abrir un ecommerce en Gran Bretaña preve que se desarrollen determinadas operaciones conforme a las normas que regulan el comercio electrónico. El primer paso es cumplir con las obligaciones burocráticas y posteriormente proceder a la construcción de la web y elección de almacén. Pero, veamos en detalles como abrir un ecommerce en UK.

    Abrir una LTD en el Reino Unido

    Abrir una LTD en el Reino Unido prevé un trámite burocrático muy específico que puede ser seguido por una empresa de intermediación, también sin ser residentes en Inglaterra, siempre y cuando el domicilio social y la principal actividad comercial o empresarial se desarrolle en el país.

    Para abrir una LTD es necesario:

    1. Elegir el nombre que identifique su propia actividad. El nombre tiene que ser único, ni siquiera similar o igual a otros ya registrados por otras empresas en el Reino Unido.
    2. Nombramiento de un administrador legal de la empresa, que puede ser uno de los miembros de la LTD o un profesional externo pagado para cubrir este cargo.
    3. Redactar el Memorándum de la empresa.
    4. Redactar el Estatuto de los artículos para la LTD.
    5. Apertura de una cuenta bancaria británica.

    Una vez concluido el trámite burocrático para la apertura de la LTD será posible empezar a construir su propio ecommerce y proceder a la realización de la página web y gestión del almacén para el envío de la mercancía.

    Es posible entrar en detalle sobre nuestra guía a la constitución de una empresa en el Reino Unido.

    Constituir el ecommerce en UK

    La realización de un ecommerce en UK se tiene que cumplir en el total respecto de las normas tanto en el campo de la privacidad como en términos de transparencia, tal y como previsto por las leyes del país.

    Por lo tanto, el primer paso es seguramente, elegir: nombre del dominio, posting, provider que quieran utilizar (para el dominio se aconseja comprar una extensión .co.uk para el comercio en el Reino Unido y .com para los otros países).

    Posteriormente habrá que:

    • Construir la web, apoyándose en servicios de terceros (ej. Wocommerce o Magento) o directamente con un propio código html, php, css.
    • Cada producto del ecommerce tiene que indicar el precio.
    • Insertar una página dedicada a los derechos de los consumidores y normas para la anulación.
    • Indicar claramente las modalidades de pago del producto.
    • Recoger los datos personales, de seguimiento y caracterización de los contactos siguiendo las normas de privacidad.
    • En la página principal de la web, indicar todos los datos acerca de la empresa (incluido el número de VAT, si existe), a poder ser en el footer o a nivel site-wide.

    Gestión del almacén

    Un ecommerce que opera en Inglaterra y que vende productos físicos (que no sean servicios digitales) tiene la obligación de tener un almacén con un domicilio en una ciudad de Gran Bretaña.

    El almacén debe estar registrado a nombre de la empresa dueña del ecommerce y desde ahí tienen que salir todos los pedidos, las devoluciones y los cambios para las ventas producidas en el país.

    También es posible dirigir otros almacenes en el país en los que se venden los productos. Lo importante es que el domicilio social y administrativo y el almacén estén en UK para mantener correctamente su propia LTD y evitar problemas con la agencia tributaria.

    Si no se dispone de tiempo o experiencia para la gestión del almacén se puede elegir trabajar con empresas que ofrecen la gestión de los pedidos y del almacén para terceros.
    Lo importante es que el contrato de gestión del almacén esté a nombre de la LTD dueña del ecommerce.

    ¿Es conveniente abrir un ecommerce en UK después del Brexit?

    Una pregunta que puede nacer en este periodo es: ¿será conveniente abrir un ecommerce en UK después del Bréxit?

    Seguramente el Brexit asusta por la incertidumbre a nivel normativo y las reglas que podrían cambiar después de la separación de la Unión Europea.

    Hay que considerar que las normativas vigentes, también las debidas a los acuerdos con la UE han sido aprobadas por el Parlamento y una posible derogación prevería un periodo de adaptación para los ecommerce y las empresas presentes en el país.

    Aunque el Parlamento Británico puede que modifique algunas normativas sobre el comercio electrónico es necesario considerar también las ventajas que la separación de Inglaterra de la Unión Europea pueda conllevar.

    Entre ellas, la hipótesis que el Reino Unido pueda mejorar la condición, ya muy facilitada, de los impuestos.

    De hecho, muchos ya prospectan que Inglaterra podría convertirse en la Singapur de Europa. Después del Brexit, el hecho de no tener que cumplir con los reglamentos y limitaciones impuestos por Europa podría representar para los empresarios el acceso a un sistema fiscal más sencillo y a una burocracia aún más simple.

    Por último, hay que tener en cuenta que todas las ventajas de la gestión de un ecommerce en UK, entre las cuales el acceso a un mercado muy activo y un mejor perfil a nivel internacional, no cambiarán debido a la salida de Inglaterra de la Unión Europea.

    0 0 vote
    Article Rating
      error: El contenido de este sitio está protegido por las normas de copyright españolas e internacionales. Cualquier ofensa será reportada de inmediato a través de DMCA sin previo aviso